PURA MENTIRA – PURA VERDAD

Hablemos de sexualidad

¿Sexualidad?

la sexualidad ocurre en el día a día, a través de nuestros amigos, familia, colegio, comunidad, medios de comunicación, y tiene que ver hasta con la ropa y accesorios que utilizamos o como hablamos y nos comportamos en un grupo, todo tiene que ver con sexualidad, desde que nacemos hasta que morimos.

Verdad o mentira

PURA MENTIRA PURA VERDAD
Las mujeres en el hogar son las responsables de que las relaciones en el hogar funcionen armónicamente La dinámica en las relaciones en el hogar son el resultado de la interacción de todas las personas que están en la relación, En la familia todos y todas pueden desarrollar habilidades para llevar relaciones solidarias, igualitarias y equitativas.
Los hombres por naturaleza son activos sexualmente. Es a las mujeres a quien corresponde ponerles el freno y controlarlos. Los hombres y las mujeres nacen con la capacidad para aprender a reconocer sus emociones y su deseo sexual, al igual que para desarrollar habilidades de autorregulación. Tanto hombres como mujeres están en capacidad de tomar decisiones y actuar de manera autónoma.
Quien no siente celos no está enamorado Los celos son una respuesta emocional compleja que involucra desde miedo, rabia, envidia hasta sentimientos de humillación. Surgen ante la posibilidad de la persona con la que tenemos una relación sentimental y consideremos importante nos deje de prestar atención, nos abandone o nos cambien por otra. Los celos expresan inseguridad personal, posesividad y necesidad de mantener el control de la pareja.
Las mujeres debemos hacernos las rogadas, resistirnos, hacer que los besos sean robados a la fuerza, para que no digan que uno es fácil. Las normas sociales de género que limitan a las mujeres el derecho de expresar su efectividad y deseo sexual, las lleva a creer que una mujer “buena” es pasiva sexualmente. Todas las mujeres al igual que los hombres tienen derecho a expresar lo que sienten. Para lograr establecer relaciones sólidas, reciprocas, equitativas e igualitarias es necesaria la comunicación clara, abierta y firme.
A todas las mujeres les atraen los hombres fuertes y agresivos, por eso siempre que dicen no, cuando quieren decir sí. Resistirse a las relaciones sexuales es un juego, porque les gusta ser dominadas y forzadas a tener relaciones sexuales. Hay muchas creencias sobre la violación que crean un ambiente social, que acepta y legitima la violencia sexual. Las normas sociales de género que, por una parte, asocian la masculinidad con agresividad y con una menor expresión emocional y, por otra, la feminidad con la pasividad sexual, dificultan que las parejas hablen abiertamente acerca de sus expectativas sexuales. Las personas en las relaciones sentimentales deben hablar sobre lo que quieren y están dispuestas a hacer en el ámbito sexual. Hablar de estos temas permite establecer los límites de la relación.

Fuente: Conversemos sobre sexualidad – revelados desde todas las posiciones, Ministerio de salud y protección social