¿QUÉ SON LAS VACUNAS?

Las vacunas son sustancias que se introducen en el cuerpo del niño desde su nacimiento y en varios periodos de su vida, con el fin de contribuir a que el organismo desarrolle defensas que eviten la enfermedad.

La mayoría de las vacunas necesitan varias dosis para lograr una adecuada protección. Por eso es necesario ponerle al niño todas las dosis establecidas en el esquema nacional de vacunación, respetando las fechas que se indican para su administración.

¿Dónde vacunar a los niños y niñas?

Las vacunas incluidas en el esquema regular de vacunación son administradas de forma gratuita, independientemente del régimen de afiliación de seguridad social, del estrato socioeconómico y de las características socioculturales del menor; por lo tanto, pueden acercarse a cualquier Institución que preste servicios de salud.

¿Vacunas que se deben aplicar y a qué edad?

Los niños y niñas se deben llevar a vacunar:

  • Recién nacidos: BCG y Hepatitis B
  • A los 2 meses de edad: Pentavalente, Polio; Neumococo y Rotavirus.
  • A los 4 meses de edad: Pentavalente, Polio; Neumococo y Rotavirus.
  • A los 6 meses de edad: Pentavalente, Polio y primera dosis de influenza.
  • A los 7 meses segunda dosis de influenza
  • Al año: Varicela, Hepatitis A, Triple viral y Neumococo.
  • A los 18 meses de edad: Primer refuerzo de polio, primer refuerzo de DPT y Fiebre amarilla.
  • A los 5 años: segundo refuerzo de polio, segundo refuerzo de DPT y refuerzo de triple viral.

Posibles reacciones a las vacunas

Las vacunas, en su mayoría, protegen de la enfermedad si se administran antes de la exposición a la misma.

Las vacunas pueden provocar reacciones, la mayoría benignas como fiebre (la reacción más frecuente); malestar general; erupción al cabo de 2 a 7 ó 10 días, dependiendo de la vacuna; inflamación de los ganglios regionales en el caso de la vacuna de la tuberculosis (BCG). Además, existen reacciones más tempranas, locales, consistentes en el dolor e hinchazón en el punto de la aplicación.